Edificios naturales

En Portugal se ve la necesidad de incorporar los espacios verdes en la urbanización, los edificios del futuro sustentable

Cada vez está más reconocido que la sostenibilidad de nuestras ciudades debe contemplar no solo los usos de los espacios urbanos, sino también la forma y los materiales con los que construimos nuestros edificios, de tal forma que nos permita mejorar la calidad ambiental urbana, además de la eficiencia energética de caras al bolsillo de sus residentes. A todo esto se ha dedicado durante los últimos años el ingeniero agrónomo portugués Paulo Palha.
Con más de 400 proyectos de diseño de paisaje y 150 de techos verdes (cubiertas de las azoteas de los edificios construidas por vegetación y no por materiales convencionales), en Portugal y en el extranjero, es el fundador y presidente actual de la Asociación Portuguesa de Cubiertas Verdes (APCV). También coordina el grupo de trabajo para la elaboración de la primera guía técnica portuguesa para el diseño, construcción y mantenimiento de techos verdes, y es autor y coordinador del proyecto de la Quinta Fachada de Oporto, reconocido internacionalmente y premiado en la Conferencia Internacional Infraestructura ecológica: soluciones basadas en la naturaleza para ciudades sostenibles y resilientes, celebrada en Orvieto (Italia) en 2017. Además, es un miembro muy activo de la Federación Europea de Asociaciones de Cubiertas Verdes (EFB) y de la Red Mundial de Infraestructuras Verdes (WGIN). Las soluciones basadas en la naturaleza son algunas de sus metas en sus actividades profesionales. “Considerando que hay reglas que deben cumplirse a fin de garantizar la seguridad a largo plazo, comencé la creación y coordinación de un grupo de trabajo que ha elaborado el primer reglamento técnico para proyectos de construcción y mantenimiento de azoteas verdes en Portugal. Es un trabajo fundamental que debe ser aprobado por los municipios portugueses”.