Nuevo rumbo en El Salvador

Nayib Bukele gana las elecciones en El Salvador y el país urge de un rumbo que lo saque de la pobreza

Nayib Bukele, candidato del partido Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), será el próximo presidente de El Salvador, después de que en rueda de prensa el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Julio Olivo, dijo que la tendencia en el conteo de votos de las elecciones presidenciales era “definitiva” e “irreversible”. “Tenemos los siguientes resultados electorales que marcan una tendencia definitiva. Total de actas a procesar 9.568, procesadas 87,67% obteniendo los siguientes resultados: El partido GANA, 1.254.207 votos, 53,78%; la Coalición, 31,62%, equivalentes a 737.412 votos; el FMLN, 13,77%, equivalentes a 321.274 votos; el partido VAMOS, 0,81%, equivalentes a 18.925 votos”, dijo Olivo en conferencia de prensa.

Los otros candidatos participantes en la contienda han reconocido el triunfo de Bukele en declaraciones a la prensa o a través de sus cuentas de Twitter. “Quiero felicitarte @nayibbukele por el triunfo que has tenido esta noche”, escribió en Twitter Josué Alvarado, candidato de VAMOS. “Al presidente electo le deseo la mejor de la suerte en todo el trabajo que le espera, por el bien de todo el país y los salvadoreños”, escribió Carlos Calleja, candidato de ARENA, después de reconocer los resultados. También Óscar Ortiz, vicepresidente de El Salvador, felicitó a Bukele y dijo que “Estamos listos para una exitosa transición”.

Otros actores políticos de la región felicitaron también a Bukele. “Felicitamos a @nayibbukele por su histórico triunfo en primera vuelta”, dijo Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Juan Carlos Varela, presidente de Panamá, felicitó al pueblo salvadoreño y a Bukele y dijo que “continuaremos trabajando de la mano con esta hermana nación”. Carlos Alvarado Quesada, presidente de Costa Rica, saludó el triunfo.

Tras crisis, Argentina pronostica una inflación “más baja”

En 2018 el aumento de precios fue de 47.6%, más las autoridades hacendarias aseguran que el trabajo realizado permite asegurar su descenso para 2019 y 2020

El ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, apuntó que la inflación en ese país será en 2019 “sustantivamente más baja que en el año 2018” porque generaron las “condiciones básicas” para ello, a menos que sufran “shocks externos de magnitud”.

“A partir de ahora, el camino que hemos recorrido nos permite pensar de manera realista en que la inflación va a poder bajar año tras año, de manera persistente”, afirmó Dujovne.

Argentina viene de tener 47.6 % de inflación en 2018 y experimentó una fuerte devaluación de su moneda frente al dólar, situaciones que obligaron al Ejecutivo a solicitar un crédito de 57 mil millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) para intentar paliar la crisis.

Respecto a la posición del peso argentino, el titular de Hacienda consideró que Argentina tiene en la actualidad “un tipo de cambio competitivo”, el dólar cerró a 38.1 pesos el viernes pasado, y aseguró que “no” va a haber más sobresaltos con el dólar.

Dujovne se mostró sin “ninguna duda” de que alcanzar el objetivo de equilibrio primario fiscal que se propusieron y afirmó que “se han despejado las dudas” de muchos inversores porque el país sudamericano tiene “un programa financiero muy sólido” para 2019 y 2020.

A inicios de un año electoral que concluirá con las elecciones presidenciales de octubre, reconoció que “hay un componente económico en el voto”.

“Pero creo que la sociedad no se va a enfocar solamente en variables de corto plazo, sino que va a reconocer el esfuerzo que se ha hecho durante estos cuatro años”, consideró Dujovne.