Latina madura

Actrices de más de 40 años celebran que teleseries hispanas cuenten con ellas

Actrices y directivos de la televisión de habla hispana explicaron que hay un creciente interés en historias de mujeres adultas, con lo que se están abriendo papeles protagónicos para las intérpretes de más de 40 años, que hasta hace poco se veían relegadas a personajes de antagonistas.

“Estamos en una etapa de la televisión en la que hay historias de todo tipo” y “ya no hay protagonistas como los de antes. Todos los personajes son complejos y muy interesantes”, indicó la actriz venezolana Gaby Espino, quien a sus 42 años celebra el actual contexto de oportunidades.

Espino abrió este año con uno de los roles principales de la serie “Jugar con Fuego”, aunque, recuerda, su carrera ha acompañado esta transición.

Tras comenzar en el programa infantil latinoamericano “Nubeluz”, se convirtió en protagonista cuando las telenovelas contaban historias de jovencitas inexpertas, muchas veces pobres, que se enamoraban de un chico rico. Después de muchos obstáculos, el joven rico se decidía por ellas y vivían juntos “una eternidad”. Ahora, junto a la colombiana Margarita Rosa de Francisco, Espino interpreta a una de las mujeres maduras que disputan galán a una chica de apenas 20 años. “Tanto el público, como los productores y los guionistas, se han dado cuenta en todo el mundo que las mujeres mayores tenemos vidas mucho más interesantes”, indicó De Francisco, de 53 años. “En el mundo hispano, además, hay un gran rango de actrices talentosísimas de todas las edades que están brillando en la televisión y en plataformas como Netflix”, agregó la colombiana y apuntaló que “la percepción sobre el valor de una mujer en el mundo del espectáculo ha cambiado y el público ha madurado”.

Para ambas, hay ahora un mayor respeto por el trabajo de una actriz y se busca algo más que una cara bonita y un buen cuerpo para aparecer en televisión.