Motorola Moto G7 a fondo

Moto G7: No defrauda, pero sus hermanos lo pueden canibalizar.

El Moto G7 ofrece la mayoría de las características más atractivas de su hermano mayor, el Moto G7 Plus, pero también se deja algunas otras para dar paso a un precio más asequible.  Motorola lanzó la familia Moto G7 como su portafolio para mantenerse en la batalla de la gama media, una que se ha hecho aún más feroz.

El Moto G7 es uno de los cuatro celulares con los que Motorola intentará seguir a la cabeza en la gama media, y aunque a todas luces el teléfono tiene un procesador cuya velocidad no es muy buena y tampoco tiene la mejor cámara con estabilizador, lo que Motorola ofrece es un celular balanceado y confiable.

El elegante diseño del Moto G7

El Moto G7 tiene muchas similitudes con el Moto G7 Plus y a los otros dos Moto G7, por lo que tiene un cuerpo de vidrio con delgados biseles y lengüeta con forma de gota de agua en la parte alta de la pantalla. El diseño es elegante, bonito, vistoso y también te dará una experiencia de que se trata de un celular para la gama media — sin intentar aparentar ser un gama alta pero tampoco se sentirá como un barato gama baja. El diseño es guapetón, llamativo y con lo suficiente para ser un teléfono atractivo entre su gama. Además, agrada que el color de la espalda sea liso, a diferencia del vendaval asiático que ha hecho del color traslúcido algo muy fácil de encontrar y que en lugar de ser diferenciador, ya parece ser un sinónimo de teléfonos chinos.

El Moto G7 no se puede conseguir en el mismo tono rojo vibrante del Plus, pero sí hay versión en color negro y en color blanco. Me gusta que Motorola haga esta diferencia de colores como otra forma de distinguir a sus celulares. La versión de prueba que tenemos, en tono negro, es espectacular. Sobrio, lo suficientemente brillante pero no un espejo y es un color bastante aceptable en celulares.  Eso sí, el Moto G7 tiene el mismo problema que los otros G7 —y que cualquier otro teléfono de vidrio—, y es que es un imán de huellas dactilares. Nada que una buena limpiada con una toalla de microfibra no pueda solucionar, pero desde el primer contacto con las manos, el G7 se va a ensuciar.

Con sus dimensiones (157×75.3x8mm) y peso (174g), el Moto G7 es tan fácil de manejar y cómodo en la mano como me resultó el G7 Plus, ya que tienen cifras casi idénticas (el G7 es apenas un poco más pesado y ancho que el Plus, aunque es casi imperceptible). En el cuerpo, el G7 también comparte las características del diseño del G7 Plus. De hecho, las diferencias radican en la cámara y en el procesador. Encontramos el amado puerto de audífonos que se resiste a morir, el puerto USB tipo C y los botones de bloqueo y de subir y bajar volumen, todos estos bien ubicados y fáciles de alcanzar con una mano. 

El Moto G7 tiene un diseño moderno, atractivo y lo suficientemente sobrio como para gustarle a las personas que quieren un teléfono que no llame mucho la atención, pero con un cuerpo llamativo y brillante como para los que buscan algo estrambótico.

Tiene un sistema decente de fotografía tanto al frente como en la espalda. En la cámara trasera encontramos un sistema doble de 12 y 5 megapixeles con apertura ƒ/1.8 y ƒ/2.2, respectivamente. La cámara frontal es de 8 megapixeles. Las diferencias con el G7 Plus son sustanciales en este apartado: el hermano mayor tiene 16+5 megapixeles con estabilizador óptico (OIS) en la espalda. La cámara frontal también es mejor, de 12 megapixeles. 

A pesar de lo que podría sonar como una cámara poco rescatable en el G7, los resultados son bastante positivos en la mayoría de ocasiones, con no tan buenos resultados en la misma área en la que sufren todos los teléfonos.

Desempeño: Mejor -y peor- que el G7 Plus

Como con el Moto G7 Plus, el G7 recuerda que los números de especificaciones son solo una parte de todo lo necesario para formar la experiencia de uso. El G7 en papel tiene un desempeño y duración de batería mediano tirándole a menos de lo que se esperaría por su precio y por el nombre que representa (después de todo la familia Moto G es de las más queridas en la gama media). Pero tras las pruebas de uso normal, las cifras de desempeño y de duración de batería son tales que lo colocan como un teléfono bien balanceado con una batería superaguantadora. 

El desempeño es muy similar al Moto G7 Plus, aunque de vez en cuando en juegos demandantes como PUBG, siento que el G7 es un poco más lento y tiene más momentos de atragantamiento en los que se ralentiza, pero no por eso significa que la experiencia sea lenta, pues en la mayoría de ocasiones de uso regular el teléfono se siente fluido y con lo suficiente como para que casi todos los usuarios que lo tengan en manos sientan que ofrece lo necesario para la mayoría de sus tareas. En el tema de batería, el Moto G7 supera al Plus, al menos en las pruebas de rendimiento bajo control. Durante la prueba, el Moto G7 dio un promedio de 19 horas y 2 minutos, superando las 17 horas y 2 minutos del Plus.

Especificaciones importantes

Pantalla: 6.2 pulgadas (2,270×1,080 con 403ppp)

Procesador: Snapdragon 632 (1.8GHz)

Dimensiones: 157×75.3x8mm

Almacenamiento: 64GB

Memoria RAM: 4GB

Sistema operativo: Android 9

Cámara frontal: 8 megapixeles

Cámara trasera: 12 megapixeles + 5 megapixeles

Batería: 3,000mAh

Lector de huellas: trasero

Conectividad: USB tipo C, 4G LTE, Bluetooth 4.2, Wi-Fi 802.11ac (2.4, 5GHz)

Características: Pantalla con biseles pequeños y ceja tipo gota, conector de audífonos tradicional, Sonido Dolby, funciones especiales Moto.