City el mejor de la Premier

Con el mejor récord en la liga premier, al Manchester City solo le falta la Champions

Ganas cinco de seis trofeos en tu liga local. Acumulas 198 puntos de 228 posibles. Triunfas contando con ventaja de 15 puntos en diciembre y cuando tienes a un Liverpool respirando en la nuca hasta el último partido.

Claro, ahora puedes preguntarte con argumentos: ¿es el Manchester City el equipo más grande de la era Premier League? La respuesta es “sí”. A pesar de su falta de éxito en el ámbito de la Champions League, éste no constituye un asterisco a poner en contra de su récord local. Simplemente, se trata de otro objetivo a alcanzar, entendiendo que, en una competición por eliminatorias, cualquier cosa puede ocurrir, incluyendo caer eliminado por la regla de gol de visitante. Dos de los cuatro equipos ingleses que se han convertido en campeones de Europa en la era Premier League, a saber, el Liverpool en 2005 y el Chelsea en 2012, terminaron en quinto y sexto puestos en esa temporada, respectivamente. Manchester United, ganador del “Gran Triplete” de 1999 se alzó con el título de liga, excepto que lo lograron sumando 79 unidades. La versión de 2008 también fue campeón de Liga y terminó con 87 puntos. Este City llegó a ese total faltándole cuatro encuentros por disputar. Sin embargo, están los resultados y después se encuentra la estética. Y este Manchester City combina ambos como pocos clubes lo han hecho en la historia reciente.

Hay una mentalidad en este equipo sumamente evidente. Todos se adhieren al mensaje todo el tiempo, independientemente de si entran o no a la cancha. Y claro, es fácil ser buenos soldaditos cuando las cosas salen bien; pero el hecho radica en que el City ha sufrido su dosis de obstáculos. Como fue el caso de la primera campaña de Guardiola, cuando pasaron una porción importante de la temporada en el cuarto lugar. O, de hecho, cuando fueron eliminados de la Champions. Esa fue ocasión propicia para rumores de vestuario, recriminaciones y hasta cuestionamientos a sus decisiones con respecto a los jugadores. Por el contrario, no vimos nada similar. Eso es producto de un director técnico con el carisma y personalidad necesarias para mantener a sus jugadores adheridos a su idea de juego.

En el terreno de juego y la cancha de entrenamientos, el City constituye la unión de belleza y funcionalidad, siendo el equipo más grande de la era Premier League.