Diversidad

Cantante transgénero defiende la diversidad para que la ópera sobreviva

La cantante de ópera Lucía Lucas, la primera mujer transgénero en obtener un papel principal en Estados Unidos, considera que los repartos deberían reflejar la diversidad de un público agotado por la falta de propuestas novedosas de la música clásica.

“Cuando más claramente reflejemos en los escenarios lo que está pasando en nuestras comunidades, en nuestros países, vamos a atraer más audiencia”, dijo Lucas en una entrevista telefónica.

La cantante nacida en Sacramento (California), acaparó titulares y atrajo las miradas hacia la ópera cuando hizo historia al ser la primera mujer transgénero en interpretar un papel protagónico en un escenario estadounidense, el mes pasado. En la ópera de Tulsa (Oklahoma), Lucas, de 38 años, dio vida al protagonista de Don Giovanni, una de las obras más populares de Mozart.

El personaje del mujeriego más conocido de la ópera dio a la cantante la posibilidad de llevar al escenario una propuesta fresca y actual, que atrajo nuevo público al teatro, en momentos en que la ópera en general “tiene menos y menos audiencia”, subraya.

“Por eso necesitamos más gente (cantantes) con diferentes historias, de otro color de piel, más representación de minorías; entonces, tendremos una audiencia más diversa, y eso le sirve a todos”, insiste.

Ante su logro, Lucas cree que es importante celebrar los momentos que representan una nueva etapa, “especialmente cuando son comunidades que no siempre tienen esta clase de oportunidades”.

Sin embargo, la cantante aclara que no obtuvo el papel principal por ser una mujer transgénero con voz de barítono, sino porque era lo “suficientemente buena” para ello.