Droga permitida

California, el estado más poblado de EE.UU., abrió el 1 de enero de 2018 su mercado al comercio de la marihuana recreativa, con proyecciones que apuntan a una facturación anual de al menos 7.000 millones de dólares.
La mayor economía de todos los estados del país, y entre las más poderosas del planeta, se suma así a los otros territorios estadounidenses en donde el consumo y comercio de marihuana ya es legal, aunque bajo un reglamento estricto, y lo hace con unos 60 negocios que cuentan con licencias funcionamiento.
“La Oficina del Tesoro estima que en 2020 tendremos 7.200 millones de dólares en ventas de marihuana legal en California. Y 1.000 millones de dólares en impuestos”, señaló Elizabeth Ashford, del Grupo Operativo de Cannabis de Los Ángeles (LACTF). Para Ashford, las cifras “son conservadoras”. Y es que a pesar del rápido crecimiento en otros estados donde el cannabis también es legal, como Nevada, que generó más de 19 millones de dólares en impuestos en sus cuatro primeros meses, California los superaría pronto, debido a expectativas de compradores.

Be the first to comment

Leave a Reply