EL CARIBE BAJO ATAQUE

Inseguridad, sargazo y poca promoción impactan en turístico Caribe mexicano, una amenaza al turismo ecológico

El sector hotelero en el Caribe mexicano, enfrenta pérdidas en los primeros cinco meses del año tras una caída de la ocupación del 6 % debido a la plaga el sargazo, la violencia y la falta de promoción, así lo señaló el presidente de la Asociación de Hoteles de la Riviera Maya (AHRM), Conrad Bergwerf, quien además dice que solo en la Riviera Maya se calculan pérdidas por 12 millones de dólares entre enero y mayo de 2019.

Para el dirigente hotelero la falta de promoción turística es muy preocupante porque ya no hay campañas que permitan revertir los impactos negativos de problemáticas como el sargazo o la violencia, tras la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM).  El factor que probablemente más ha perjudicado el turismo en Quintana Roo en meses recientes es el recale masivo de sargazo, que impacta en el arribo de visitantes y también implica un costo adicional para el sector. “El promedio de gasto por hotel con 200 o 300 metros de playa andará por los 100.000 dólares al mes en limpieza”, detalló.

Ante la magnitud del problema y la urgencia por acelerar las estrategias, el sector empresarial ha tocado la puerta a organismos internacionales. A fin de buscar financiación y escalar el tema a nivel regional, a inicios de junio una delegación encabezada por Carlos Gosselin Maurel, presidente del Protocolo de Puerto Morelos presentó en la sede de Nueva York de la ONU un informe sobre la problemática.

“Fue muy bien recibido”, indicó Roberto Cintrón Gómez, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y de Puerto Morelos. De acuerdo con Cintrón, un grupo de especialistas de la ONU asistirá a la Cumbre del Sargazo que se realizará a finales de este mes en Cancún, y donde se espera la asistencia de 19 países. Espero que “podamos obtener recursos internacionales también para la contención y recogida de esto”, comentó.

Bergwerf, también director general del complejo hotelero Paradisus Playa del Carmen La Perla & La Esmeralda, del grupo español Meliá, considera que esta cumbre es de vital importancia.

“Necesitamos trabajar de la mano y también con las demás islas del Caribe para hacer una transferencia de conocimiento tecnológico, no sabemos cuál es el remedio contra el sargazo, lo que sí sabemos es que vamos a tener sargazo para rato y hay que lidiar con eso”, advirtió.

Pero aunque hoy el día el sargazo se ve como un gran problema para el destino cuya principal oferta se basa en sol y playa, Gosselin sostiene que de lograr la industrialización del alga en muy poco tiempo la situación se revertirá.

“Pero si seguimos esperando a que papá Gobierno nos dé dinero, que no tienen, el estado estará quebrado”, alertó.

Alfredo Arellano, titular de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) de Quintana Roo, explicó a Efe que solo para limpiar el sargazo de zonas consideradas como prioritarias -unos 50 kilómetros, el 10 % de toda la costa de Quintana Roo-, se necesitan 80 millones de pesos mensuales (unos 4,2 millones de dólares).

Según dijo, no todos los días hay recales masivos y no toda la costa se ve impactada por la presencia del alga, pero reconoció que el arribo hasta la fecha es mayor al del 2018.

Mientras las gestiones de los empresarios avanzan, trabajadores como Apolinar Fernández Torres, quien es supervisor de playa, se dedica a poner a prueba todos los sistemas de contención de sargazo que ofrecen empresas nacionales e internacionales.

Fernández es del oriental estado de Veracruz y cuando llegó a Puerto Morelos encontró trabajo como jardinero en un hotel.

Hoy en día tiene en sus manos la difícil tarea de mantener las playas del hotel en las mejores condiciones y de evaluar la efectividad de las embarcaciones y de las barreras contra el sargazo.

“Aquí hemos hecho de pruebas y errores y las cosas que nos funcionan son las que se van quedando”, comentó.