Marcas femeniles

United States' forward Alex Morgan (C) and teammates take part in a training session as part of the France 2019 Women's World Cup on June 8, 2019 in Reims, western France. (Photo by FRANCOIS NASCIMBENI / AFP)

El mundial femenil hace voltear los ojos con grandes actuaciones

Estados Unidos debutó en el Mundial Francia 2019 con una victoria 13-0 ante Tailandia luego de ir adelante en el marcador 3-0 al medio tiempo.

Alex Morgan anotó en cinco ocasiones, Rose Lavelle en dos al igual que Samantha Mewis, mientras que Lindsey Horan, Megan Rapinoe, Mallory Pugh y Carli Lloyd marcaron en una ocasión.

Es así que el seleccionado estadounidense se ha hecho el favorito y el que más apoyo recibe en sus juegos, con llenos totales en sus presentaciones, lo que le viene muy bien al fútbol femenil, el que se atrae poco a poco la atención de los aficionados y por ende de los patrocinadores que permitirán a las atletas seguir desarrollándose en el juego de forma excepcional. Como la brasileña Marta.

Uno de los muchos hechos históricos que pasaron en la goleada 7-1 de Alemania a Brasil en el Mundial de fútbol masculino de 2014 fue el gol del veterano Miroslav Klose.

Con aquel tanto, el delantero alemán superaba al legendario Ronaldo y se convertía en el futbolista (hombre o mujer) con más anotaciones en una Copa del Mundo: 16 goles nada menos.

Ningún jugador hombre está cerca de esa cifra, por lo que el récord de Klose parece asegurado incluso por décadas. Sin embargo, entre las mujeres la historia es diferente: de hecho la brasileña Marta acaba de igualar al alemán.

Con el gol de penal anotado en el partido que la Verdeamarelha perdió 3-2 contra Australia, la estrella de Brasil llegó a la impresionante cifra de 16 anotaciones en citas mundialistas. La 10 de Brasil, además, es la primera futbolista del planeta en anotar goles en cinco mundiales.

La brasileña jugó su primer torneo mundial en 2003, cuando apenas tenía 17 años.

Desde entonces se consolidó como la futbolista más reconocida de Brasil y desplazó a la estadounidense Mia Hamm como la mejor jugadora del mundo. En la actualidad, con 33 años, ya ganó seis veces el premio de la FIFA a la mejor del planeta. Juega en el Orlando Pride de Estados Unidos, en la primera división del fútbol femenino de ese país.

También obtuvo dos medallas de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas y Pekín.

Para el Mundial de Francia, que es probable que sea el último de su carrera, Marta llegó con una lesión que le impidió jugar el partido de estreno ante Jamaica.